2 ene. 2011

EL SECRETO, DEL EXITO: la dicotomia de la cultura y el mercado.



ACLARACIÓN

Como acostumbramos en ARTEPORSIETE solo redactamos criticas cinematograficas, pero hoy le daremos espacio a un análisis que pone en tela de juicio hasta que punto una pelicula es un producto netamente artistico y hasta que punto es solo un producto mas para su masiva comercializacion.Aclaramos tambien que no es que estemos hablando mal del film en cuestion sino que se nos genero la siguiente duda, y solo lo tomamos como un ejemplo y nada puntual contra él. Que lo disfruten.Atentamente German Abal.

EL SECRETO, DEL ÉXITO:

Por Germán Abal.

El cine es un arte, mas allá de que cada obra pueda tomar sus convicciones comerciales el arte como arte puede existir. Luego discutiremos si sigue existiendo o ha sido devorado por la gran vorágine despectiva del consumismo y lo puramente comercial.
Luego de escuchar de la voz de Pedro Almodovar , diciendo con decisión y firmeza “El secreto de sus ojos” en la ultima entrega de los premios Oscars en la elección de la “Mejor película extranjera”, los sentimientos de un servidor (en un primer momento) fueron de alegría. Una vez mas el cine argentino lograba ponerse al nivel de los grandes, una vez mas la labor de un artista era reconocida.  Pero, luego entré en la duda constante de sí ¿Esa película era neta de un artista cinematográfico, o solo era el resultado agresivo de una propuesta comercial? y un comercio donde la compra y venta se hace con frenesí olvidando así a los artistas y poniéndolos en lugares de productos. Claramente no niego las capacidades que tenga Juan José Campanella como realizador y artista cinematográfico, de hecho creo que es bastante certero en su trabajo ya que de forma sutil y sencilla logra embarcarnos en historias donde el humor y el fuerte dramatismo logran yuxtaponerse sin problemas. De lo que hablo aquí es de si un producto de estas formas o más bien el perfil de Juan José se puede tomar como arte concreto o es aquí otra representación de lo popular y lo comercial. Ya que como uno consta una película en determinado momento es un producto y el mismo se comercializa en más o menos medida por dinero. A propósito de este ultimo concepto Es propicio dar a entender esta idea con una cita textual, la misma se extrae de “El precio de la fama” de Leo Masliah cuento en el cual un músico ofendido por la petición de una mujer quien casi le suplica que deje de tocar el piano, accionar de su arte contesta lo siguiente :“!Cállese necia!, Alex dejo momentáneamente de tocar para decir esto :¿Sabe cuantos pagarían cien dólares la entrada para escuchar esto que estoy tocando? “. Y es allí donde vemos con claridad que cada artista al alcanzar un mínimo reconocimiento ya no valora solamente lo cultural el hecho de realizar su manifestación artística ,para la cual es capaz y es virtuoso sino que también lo hace a través de la sabida remuneración que se le seria otorgada si este la realizara.
Pero he aquí un punto mas que importante, es decir ¿Por qué una película de estas características gana los premios Oscars llena de “estrategias comerciales” y no lo hace tal vez una película menos llamativa a la hora de vender? Cuando hablo de “estrategias comerciales” creo que me dirijo netamente a la figura de Ricardo Darin en escena. ¿Por Que digo esto? Por que pareciera desde hace ya unos años que como diría una vulgar expresión “si no es Darin, no sirve”, aquí claramente otro artista se convierte, o mas bien se convirtió en un producto fácil de vender y comerciar, y otra vez no niego las dependientes características que presenta favorables como actor. Es decir el hace su trabajo de forma concreta y eso gusta, pero cuando este gusto se transforma en masivo, hace que el comercio crezca.
Claro que una idea como la que planteo, a los ojos de muchos pasara como vulgar si es que no me detengo a explicar sus dimensiones, pero mas que explicar quisiera ejemplificar como es que una película gana un Oscar y es reconocida como una buena película, perdón, mejor dicho “la mejor película extranjera” a los ojos de el país punta en el cine. Y es aquí donde caigo en la conclusión de que si una película no es denotada con una gran carga política no sirve. Por lo menos para este certamen. Analicemos esto; hasta el momento el cine nacional, tiene otorgados dos premios Oscars, el primero en el año 1985 por “La historia Oficial” del realizador Luis Puenzo que no olvidemos su fundamental trasfondo político, quien a ojos de muchos fue el punta-pie para que la película ganase y luego en el 2010 “El secreto de sus ojos” que “casualmente” presenta otro trasfondo político similar, llega victoriosa hasta el final y así gana el premio. Es decir ¿Que no vale el cine como cine? Sino que ¿vale aquel que denote la derrota de un país ante un sistema injusto? ¿Habiendo tantas cosas por que ponernos orgullosos los argentinos debemos ser reconocidos por este tipo de trasfondos?. De hecho en una de sus declaraciones el propio Campanella aclaro que en esta ultima entrega, él iba en busca de aquello que no logro en su ultima entrega por la cual fue nominada pero aun así no pudo obtener el premio, es decir recordemos también aquel 2001 donde los argentinos nos esperanzábamos con obtener algún reconocimiento entre los grandes con la tan afamada “El hijo de la novia” película que por su excelente calidad y firmeza podría haber obtenido tranquilamente y hubiese estado mas que merecido un premio o reconocimiento, pero aun así por no tener este “trasfondo” del que hablamos se quedo en la puerta , allí acariciando apenas con la mirada la estatuilla preciada, una lastima en opinión personal. Reitero no son mis palabras las que revelan este suceso, sino una aclaración a los medios que realizo Campanella. Como se ve, el artista prometió y cumplió, ya con la estatuilla en la mano y el orgullo de ser argentino el cine ganador regresa a su tierra para dar conferencias y de más. Es así como él llega a una conferencia de la cual fui participe y interrogando así al director pregunté ¿crees que se ha dado un cambio a partir del reconocimiento de “El secreto de sus ojos” en el cine Argentino? Y aunque parezca sorpresiva la respuesta Juan José, sin olvidarse de su humildad contesta que no, seguido de una explicación que pondré en mis palabras. El cine argentino se valoriza por lo que es, pero no creo que allá sufrido un cambio, claro que el realizador a mi entender va hacia lo que es en general el cine, es decir el planteamiento del cine argentino frente al mundo, y si se toma de ese lado no podemos discutirlo.
Una película así se vende , se comercializa, se lo es retribuido al creador y de mas pero no genera por si sola un cambio repentino en la mirada de muchos, ya que continuaremos con el prejuicio típico de “no, si es argentino es malo”, triste y real.
El mercado transforma a un artista, y siguiendo con mi ejemplificación de lo cinematográfico, basta ver como aquel primer acercamiento tímido de Campanella en el 2001 , renace con su “historia adaptada” en el 2010 aventurando al jurado a elegir a una nueva película argentina para el año siguiente, es el turno de “Carancho” y  adivinen que, el actor elegido es… Ricardo Darin, claramente. Una vez mas el actor de punta, una vez mas el cine comercial, una vez mas generado por y para la comercialización masiva. Claro que lo importante aquí es que “Carancho” no cumple con las expectativas netas de un “cine argentino” dicho despectivamente, de lo contrario podemos asemejar esta película con una del mismísimo Quentin Tarantino, salvando las diferencias claro, a lo que voy es que uno si se une a mirar detenidamente esta película se embarcara en unas dos horas de pura acción y más acción propias del cine norteamericano de multitudes, es decir podríamos analizar ahora de forma incierta de si es lo suficientemente capaz de ganar un premio Oscar, sabiendo que no hay ni dictaduras ni trasfondos políticos.
Comprendo si que la cultura argentina por lo menos la contemporánea esta marcada por el pasado oscuro de una dictadura militar, pero ¿debe el arte aferrase a lo monótono y  a la recurrencia de dictaduras para dar buenos resultados? O será que hasta aquello que es algo de total importancia para el desarrollo de un país, como planteamientos post- dictaduras ahora se rebalse de comentarios que hasta un propio cineasta como es el caso de Campanella diga que si no hay dictadura no vende? Claro recordando que no son palabras propias del realizador pero si el sentido en general de aquella primera declaración.
Artistas hay muchos, solo que como se viene el cine argentino en estos momentos solo parece al publico masivo interesarle dos nombres eso se comprende, desde ya. Es entonces que me parece oportuno citar a Roberto Arit, quien en su cuento “El escritor Fracasado” narra lo siguiente: “¿Por qué yo no podía producir y otros si? ¿ Donde radica la misteriosa razón que hacia que un hombre  que se expresaba como un imbécil escribiera como si tuviera talento” claro que aquí no hablo de Campanella, como señale anteriormente lo respeto y no cuestiono sus cualidades artísticas. Hablo de que el mercado no necesita para su andar “nuevas caras” por lo menos de momento. Es decir por que la utilización de Ricardo Darin no deja a ningún joven actor realizar un cine de medios masivos como sabemos es lo hace, vasta ejemplificar con una nueva película, bastante reciente por cierto, “El baile de la victoria” que si bien lleno algunas salas no fue por su firmeza realizativa ni por su lenguaje cinematográfico que siendo realistas carece de bastantes factores para lograr ser una buena película. Aquí Roberto Arit nos pone frente a una verdad incomoda, una verdad que fluye sin timidez por esta época moderna.
En conclusión uno puede vivir preguntándose si es merecedora o no del premio, preguntándose también si la valorización que le da el mismo pueblo a su cine es la correcta , pero aun así habrá siempre una premisa que responder ante toda obra, en algunas hallaremos una pronta respuesta, en otras se hará esperar y el interrogante seguirá existiendo , estamos ante ¿Cultura o mercado?

Germán Abal

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente en desacuerdo, y totalmente contradictorio al post anterior justamente sobre campanella.
y es totalmente redundante que utilice al mismo actor y una misma época o sinsustancia para sus películas... acaso scorcese es comercial y utiliza solo el mercado, te recuerdo que siempre utilizo a Rober de niro y luego a di caprio y sus primeras películas siempre fueron sobre mafia.

Acaso Spilverg es solo comercial, por hacer películas de ciencia ficción , et, encuentro cercanos del tercer tipo y/o producir volver al futuro?

Me parece que es una critica despectiva a alguien que a logrado mucho en el cine nacional, y que ya es un icono y quedara en la historia, y este tipo de criticas es despreciar todo lo que logro y lo que significa para nuestro cine, solo porque se piensa que es "comercial"... Harry potter, rápido y furioso 5, esas son películas comerciales. no mezclar industria con comercial porfavor!

Germán Abal dijo...

Hola Anonimo, disculpa la demora en contestar realmente me saltie tu comentario te explico que mi postura se toma a partir de una idea ya estructurada por una catedra para la Universidad nacional de la plata, en la facultad de bellas artes en el departamento de artes audiovisuales, la misma tuvo una calificacion de 9 cuando el maximo era 10. eso significa que por una parte tan mal no esta la posicion que escoji y por otra parte tambien sera por que en ningun momento desestime las capacidades como realizador de Campanella. Yo tambien valoro (y mucho) lo que este magnate ha echo por nuestro cine, aquel que amo completamente y sin medidas. solo que aqui devia adecuarme a una idea (lo cual hice y no creo que me halla engañado a mi mismo) ya que todo lo que puse en el texto de opinion es la mera verdad o a caso ¿No es una pelicula comercial? O a caso ¿No es siempre la misma argentina la que se nos muestra? te repito que no hablo mal de Juan sino que intento demostrar (para el publico no entendido) que nuestro cine atraviesa como lo viene haciendo hace ya mucho por una regularidad bastante monotona tematica y que directores como Campanella no pueden alejarse de ellas, no justamnte por que no quieran. claramente tendre contradicciones con mi critica anterior al secreto de sus ojos ya que como te explique tenia que adecuar mis ideas a lo pedido. Aun asi coincido en que directores como Martin Scorcese y otros no son comerciales por utilizar a los mismos actoris y demas se (como calculo tambien sabes vos) que no podemos comparar en mucho nuestra idustria cinematografica con la estadounidense. Ya que alli los parametros de "restriccion" no son los mismos, si es que los hay. Por otra parte el cine del "meastreem" como decis, Harry Potter y otros claro van a ser comerciales para grandes masas pero tampoco dije en ningun momento que esos productos no eran buenos, tal vez en su gran mayoria dejen mucho que desear para ojos cinefilos y bien entrenados como los que formamos parte de ARTEPORSIETE o el publico (en alguna medida) que nos visita. aun asi te agradesco muchisimo por tu comentario, nos alludas a crecer a todos los que hacemos que el blog funciones, sin ir mas lejos este es otro medio de discucion donde solo se habla de aquello que uno ama... EL CINE. de nuevo muchas gracias y espero sigas leyendo nuestras criticas viendo nuestros cortos y difundiendo el sitio. Saludos desde ARTEPORTISETE atentamente German Abal.

Publicar un comentario